Soluciones | Refinado y Depuración

Refinado de aceites y grasas

Desde la antigüedad, se han utilizado distintos minerales de naturaleza silícica o arcillosa dentro de los procesos de refinado de aceites y grasas, para mejorar las características organolépticas del aceite o grasa. Estos minerales se denominan tierras decolorantes o filtrantes y su misión es eliminar distintas sustancias indeseables, sólidos y coloides.

Las tierras decolorantes basadas en arcillas permiten corregir el color del aceite crudo ya que son capaces de retener sustancias coloreadas como clorofilas, carotenoides y otros pigmentos. Por otra parte, son capaces de retener impurezas procedentes de etapas anteriores del proceso de refino, como los restos de fosfolípidos, gomas y metales, responsables, en parte, de defectos organolépticos en los aceites.

Las tierras de diatomeas (o de infusorios o Kieselghur) son capaces de filtrar el aceite, eliminando sólidos en suspensión y coloides que introducen turbidez al sistema.

TOLSA Group dispone de una gama de tierras decolorantes y tierra de diatomeas bajo la marca MINCLEAR, diseñadas para la decoloración y filtración de distintos tipos aceites y grasas, de forma eficaz y asequible.